4 de septiembre de 2014

Llorando la pérdida irreparable de José Guillermo Montes Cala...


Las injustas Parcas sienten envidia de los mejores hombres y nos los arrebatan muchas veces antes de tiempo y en lo más alto de sus carreras… Y ese es el caso de lo que por desgracia acaban de hacer con nuestro querido amigo y colega José Guillermo Montes Cala, Catedrático de Filología Griega de la Universidad de Cádiz.

Guillermo, como le llamábamos todos los amigos, nació en Cádiz en 1960, realizó aquí todos sus estudios, incluidos los dos primeros años de la carrera, aunque terminó su licenciatura en Filología Clásica en la Universidad de Sevilla en 1982 con el número uno de su promoción y un magnífico expediente académico. En esa misma universidad realizó su tesis de licenciatura y su tesis doctoral, bajo la dirección del Dr. Máximo Brioso, Catedrático de Filología Griega, en 1983 y 1987, respectivamente.

Tras un año como Profesor Ayudante en la Universidad de Sevilla, su vida académica se fusionó desde el 1 de octubre de 1983 con la Universidad de Cádiz. En ella ganaría la plaza de Profesor Titular de Universidad  en 1989 y la de Catedrático de Universidad en 2010.

Actualmente ocupaba el cargo de Director del Departamento de Filología Clásica de la UCA, en cuya especialidad ha jugado un papel de la máxima    importancia desde su creación en el curso 1987-1988. De hecho es del todo imposible concebir la implantación y posterior desarrollo de esos estudios en Cádiz sin la valiosa colaboración de Guillermo.

En el plano de la investigación Guillermo era un consumado y brillante especialista en poesía griega de las épocas helenística e imperial, en poesía griega anterior al helenismo, en tradición clásica y en la literatura neogriega. En la mente de todos quedarán para siempre su espléndida edición, traducción y estudio de la Hécale de Calímaco, sus magníficos trabajos sobre Teócrito, Trifiodoro, Plutarco… sus inigualables estudios sobre Miguel Jerónimo Ledesma o sobre Fernando de Herrera… o sus bellas traducciones de Hero y Leandro de Museo o del Autorretrato en lenguaje oral de Odysseas Elytis.

Pero su valía científica fue más allá de sus innumerables trabajos. Guillermo formó una auténtica escuela en la UCA en todo ese tipo de estudios, escuela con tan espléndidos discípulos como don Rafael Gallé Cejudo, don Manuel Sánchez Ortiz de Landaluce, o don Tomás Silva Sánchez.

Y no sólo eso. Guillermo contribuyó a la creación de la Delegación Gaditana de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, en cuyo seno era en estos momentos y fue durante muchos años Vicepresidente, codirigiendo y participando en todas sus innumerables actividades científicas.

El reconocimiento externo de la trayectoria científica y académica de Guillermo no podía haber sido mejor: además de contar con cuatro sexenios de investigación, de haber dirigido importantes proyectos de investigación nacionales, de haber impartido conferencias en numerosas universidades españolas y extranjeras, en estos momentos formaba parte de la Comisión Nacional de Acreditación de Catedráticos de Universidad de la ANECA.

Pero por encima de todo Guillermo era una magnífica persona, un amigo cabal y divertido, con ese fino ingenio natural de los gaditanos…. Y a su lado –hasta el último momento- María de la Paz, una magnífica mujer hecha a la medida de ese gran hombre que las injustas Parcas nos acaban de arrebatar cuando todavía contaba cincuenta y tres años…

A quien esta nota necrológica escribe se le ha ido una parte de su alma, un amigo de verdad, un amigo de esos que solo se cuentan con los dedos de una mano… Y en el inmenso dolor interno que siente sólo le reconforta haber disfrutado de su amistad desde que lo conoció en 1984.

Ese mismo sentimiento será el único consuelo que nos quedará, querido Guillermo, a todos en tu ausencia. Descansa en paz.

José María Maestre Maestre,
Catedrático de Filología Latina de la UCA


***
Querido José María:

           Hace poco más de dos horas, la ANECA ha informado de tan doloroso suceso a todos los miembros de la Comisión Nacional de Acreditación para el acceso al Cuerpo de Catedráticos de Universidad, en la que Guillermo y yo éramos compañeros. Desde la perspectiva privilegiada que dan circunstancias como las que ambos hemos vivido a lo largo de los últimos meses, puedo y debo hablar de su inteligencia, ponderación y bondad, virtudes que poseía en grado sumo y lo convertían en alguien insustituible; de hecho, según se acercaba su salida forzosa de la Comisión (pues en ella sólo se puede permanecer un máximo de dos años), todos estábamos de acuerdo en que nada sería igual sin la opinión experta de Guillermo. Al expresarnos así, pesaba más si cabe el inmenso cariño que se le tenía. Guillermo ha marcado nuestras vidas y permanecerá para siempre en nuestro recuerdo. Al redactar el obituario de don Ramón Menéndez Pidal, el sabio Yakov Malkiel tomó prestadas las palabras que Hernando del Pulgar dedica al viejo Garci Lasso de la Vega en "Claros varones de Castilla". Yo ahora las hago mías para decir lo mismo de José Guillermo Montes Cala: “Era omne esencial”.

Te mando un fuerte abrazo, José María.

Ángel Gómez Moreno (Universidad Complutense de Madrid)

***


***
 Antonio González Agamador 
Presidente de Culturaclasica.com

***
***
***


Cristóbal Macías
Presidente de la SEEC Málaga

***

"Uma enorme tristeza. Estou muito, muito triste." (Facebook)

Maria Cristina Pimentel
Universidad de Lisboa


***

Mi sentimiento de pesar a ti, Sandra, y a todos los que le queréis. Deja muchos amigos y admiradores de su labor docente e investigadora. No lo conocí mucho pero siempre consideré su saber estar y su sencillez (Facebook).
Juan José Cienfuegos
Asociación andaluza de Latín y Griego (AALG)


***

"En la muerte de otro amigo" (El baile de los Silenos)

Antonio Serrano Cueto
Profesor Titular de Filologia Latina (UCA)

***

 No sé cómo vamos a poder asimilar esto. Es imposible no indignarse con el destino. ¡Qué suerte tuvimos de que pasara por nuestras vidas!
Violeta Pérez Custodio
Profesora Titular de Filología Latina (UCA)




*

Testimonia discipulorum atque amicorum plura



José Miguel Domínguez Leal. Ayer falleció de modo inesperado Guillermo Montes Cala, profesor de griego en la Universidad de Cadiz, y de quien fui alumno. Su docencia estaba marcada por la seriedad y el rigor, y supo contagiarme su pasión por el Indoeuropeo. Descanse en paz (Facebook)

Adam Gil-Bermejo Alfonso. Se nos marcha una gran persona. En nombre de tus alumnos jamás nos olvidaremos de tu clases magistrales sobre tu autor preferido, Calímaco:
 ……]ι μοι Τελχῖνες ἐπιτρύζουσιν ἀ[οιδῇ, νήιδε]ς οἳ Μούσης οὐκ ἐγένοντο φίλοι, εἵνεκε]ν οὐχ ἓν ἄεισμα διηνεκὲς ἢ βασιλ[η……]ας ἐν πολλαῖς ἤνυσα χιλιάσιν…...].ους ἥρωας, ἔπος δ᾽ ἐπὶ τυτθὸν ἑλ[ίσσω παῖς ἅτ]ε, τῶν δ᾽ ἐτέων ἡ δεκὰ[ς] οὐκ ὀλίγη.……]. [.]και Τε[λ]χῖσιν ἐγὼ τόδε· «φῦλον α[……] τήκ[ειν] ἧπαρ ἐπιστάμενον,……].. ρεην [ὀλ]ιγόστιχος· ἀλλὰ καθέλ[κει ……πο]λὺ τὴν μακρὴν ὄμπνια Θεσμοφόρο[ς· τοῖν δὲ] δ̣υ̣οῖν Μίμνερμος ὅτι γλυκύς, α[ἱ κατὰ λεπτόν……] ἡ μεγάλη δ᾽ οὐκ ἐδίδαξε γυνή.
"Muchas veces de mi canto los Telquines murmuran, zafios que de la Musa no han sido queridos, que un solo canto sostenido o a las gestas de reyes o los héroes de antaño en muchos millares de líneas no he culminado, sino que mi verso menudamente desenrollo como un niño, aunque las décadas de mis años no son pocas. Y yo esto respondo a los Telquines: "¡Ralea llena de espinas, que en consumirse el hígado es bien experta! Pues claro que era poeta de pocos versos. Pero humilla mucho a la larga [...] la feraz Dadora de preceptos, y que Mimnermo es dulce, de los dos lo ha enseñado [lo dicho] con brevedad y no la oronda mujer."
En nombre de tus alumnos, José Guillermo Montes Cala, abrazos estés donde estés. Requiescat in pace. (Facebook)

José María Candón Romero: Han pasado ya unos horas desde que me enteré de la noticia y aún me encuentro conmocionado. Mi relación con Guillermo era principalmente a nivel académico y solo puedo decir que me siento y me sentiré siempre honrado y orgulloso de haberlo tenido como profesor. Por supuesto, doy mis condolencias a su familia y a todos aquellos compañeros y amigos que lo conocían (Facebook).

Francisca Beloso-Burtenshaw: Estoy commocionada y muy triste: no sólo fue mi profesor en la carrera, también uno de los miembros del tribunal cuando leí mi tesis. So sad, he was still so young, my teacher of Classic Greek at the University and a member of my tribunal panel when I presented my thesis (Facebook).

Virginia Jiménez Delgado: Vi la noticia en Webmerlin, pero no le ponía cara. Ahora que lo veo, claro que sé quién es. Qué pena... (Facebook).

Jesús Romero Valiente: En el recuerdo aquel joven y admirado profesor que llegó a la Facultad de Cádiz para ilusionarnos con el griego de Tucídides. Luego, su apoyo cuando tocó la tesis... Una verdadera pena. (Facebook)

César Maier: Mi más sincero pésame a toda la Facultad de Filosofía y Letras de Cádiz; con Guillermo aprendí mucho más que Literatura Griega: casi levitabas con sus clases. Primero LUIS CHARLO y ahora GUILLERMO MONTES; el cielo de la Filología Clásica le hará, a buen seguro, un hueco entre los mejores. #ParakalóGuillermoMontes. Q.E.P.D. (Facebook)

César Maier: Cuando ayer creías estar perdido, hoy te enteras que alguien a quien le debes parte de lo que eres se ha marchado para no volver más. Doy gracias a Dios por tener un mañana en donde seguir encontrándome; el que se va dejará siempre un camino iluminado a quien cree estar perdido en la oscuridad. A GUILLERMO MONTES CALA. La Facultad de Filosofía y Letras no te olvida. Descanse en paz. ‪#‎InMemoriam‬  (Facebook)

Begoña Iglesias Pujana: Hace escasos dos días lo vi por la facultad: "Hola Begoña, ¿qué tal?" Lo mencioné ya en mi discurso, fue un gran profesor que me enseñó que existe una época de la literatura griega que yo no sabía que era tan importante, y ese es el único consuelo: me queda poder haber disfrutado hasta hace dos meses de sus magníficas clases. Descansa en paz, Guillermo. Sus clases eran una verdadera maravilla. Le encantaba lo que hacía y eso se plasmaba en todo lo que hacía. Era uno de los grandes y se ha ido injustamente. Por lo menos tengo el consuelo y la satisfacción de haberlo tenido como profesor. Una verdadera pena. Descansa en paz, Guillermo Montes (Facebook).

Olga Diez: Lo siento mucho. formó parte del tribunal de mi tesis y no tuve mucho contacto con él, pero recuerdo su buen criterio (Facebook).

Irene Ramos Maldonado: Con profeso “entusiasmo” me enseñó el verdadero origen griego y significado de esta palabra, tan endiosadamente divina para los poetas de la célebre época helenística y tan ansiadamente vital para cualquier mortal de nuestra mundanal historia. A la aventura nos embarcamos en el viaje con Apolonio de Rodas y sus Argonautas en busca del Vellocino de Oro. Me presentó uno por uno a todos los tripulantes del barco; nadie era menos que nadie, todos éramos importantes para todos. Con Hércules me mostró el camino que debía tomar cuando me encontrara en la encrucijada. Y con Hércules también me advirtió que si dejaba por cierto tiempo un trabajo para emprender otro nuevo, tuviera presente volver para acabarlo. Con Teócrito bajo la sombra de un árbol aprendimos el arte de pastorear por el campo. Y con Arato contemplamos la luna en el cielo y descubrimos que entre las estrellas y los planetas hay poesía. Pero anoche mientras dormía, en sueños se me presentó Calímaco para decirme: Ahora "Él duerme un sueño sagrado... Nunca digas que los buenos mueren”. Descanse en Paz, mi querido profesor, compañero y amigo GUILLERMO MONTES CALA #inmemoriam Mi sentido pésame a su mujer, familia, amigos, compañeros profesores y estudiantes (Facebook).

Ana Isabel Baptista: "Tú, seas quien seas, a quien tus pasos llevan junto a mi tumba, sabe que soy hijo y a la vez padre de Calímaco de Cirene. A ambos habrías de conocer: uno antaño guió las armas patrias, cantó el otro más fuerte que la envidia. No hay lugar a vindicación alguna; pues a cuantos las Musas ya de muchachos miran con semblante no esquivo, cubiertos por las canas no les niegan su amparo" - Calímaco.  (Facebook).

Inmaculada Rodriguez Fopiani: Otro profesor de la facultad que se nos va. STTL http://www.culturaclasica.com/?q=node/5969 — Me siento triste.

Mulier sapiens: Gran persona y gran profesor de Griego con el que aprendí bastante traduciendo a Aristófanes, Píndaro y Teognis.
DIIS MANIBUS SACRUM
SIT TIBI TERRA LEVIS
REQUIESCAT IN PACE
AD AETERNUM. (Facebook).

Juan Carlos Jiménez: Desde Lovaina, con el cartel de investigador novel a la espalda, me pregunto si a mi vejez le habré llegado a la altura de los zapatos. Erudición, humor inteligente y eficiencia. Hasta siempre. Laura Jiménez Ríos: Yo también me hago la misma pregunta, querido primo... Siempre me he sentido y me sentiré pequeña entre tan grandes filólogos . Juan Carlos Jiménez: Cuando Dirk Sacré se ha enterado de la mala noticia ha mostrado sus condolecias para con todos los academici Gaditani (Facebook).




5 comentarios:

Kabul dijo...

Un día muy triste para todos. No he tenido la suerte de que me diera clase, pero si que pude intercambiar algunas palabras con él por la facultad y la impresión fue fantástica.

R.I.P.

davidhdelafuente@gmail.com dijo...

Se nos va prematuramente un excelente investigador y aún mejor persona. Adiós amigo Guillermo. Mi más sentido pésame a la familia.

Anónimo dijo...

Querido José María:

Hace poco más de dos horas, la ANECA ha informado de tan doloroso suceso a todos los miembros de la Comisión Nacional de Acreditación para el acceso al Cuerpo de Catedráticos de Universidad, en la que Guillermo y yo éramos compañeros. Desde la perspectiva privilegiada que dan circunstancias como las que ambos hemos vivido a lo largo de los últimos meses, puedo y debo hablar de su inteligencia, ponderación y bondad, virtudes que poseía en grado sumo y lo convertían en alguien insustituible; de hecho, según se acercaba su salida forzosa de la Comisión (pues en ella sólo se puede permanecer un máximo de dos años), todos estábamos de acuerdo en que nada sería igual sin la opinión experta de Guillermo. Al expresarnos así, pesaba más si cabe el inmenso cariño que se le tenía. Guillermo ha marcado nuestras vidas y permanecerá para siempre en nuestro recuerdo. Al redactar el obituario de don Ramón Menéndez Pidal, el sabio Yakov Malkiel tomó prestadas las palabras que Hernando del Pulgar dedica al viejo Garci Lasso de la Vega en "Claros varones de Castilla". Yo ahora las hago mías para decir lo mismo de José Guillermo Montes Cala:: “Era omne esencial”.

Te mando un fuerte abrazo, José María.

Ángel Gómez Moreno (Universidad Complutense de Madrid)

Manuel dijo...

Aunque hace bastante tiempo que dejé la Facultad nunca olvidaré aquellas clases casi familiares en las que el profesor Montes Cala nos deleitaba a un reducido grupo de alumnos con las traducciones de Tucidides o con su profundo conocimiento de la literatura helenística. Descanse en paz

Area de Filologia Latina, Univ. de Jaén dijo...

Nos sumamos al dolor por la pérdida de nuestro colega de la Universidad de Cádiz, Guillermo Montes Cala, y queremos trasladar nuestras condolencias a sus compañeros de Departamento y a su esposa Mª Paz.
Un fuerte abrazo
Mª Dolores Rincón González y Raúl Manchón Gómez
Area de Filología Latina, Univ. de Jaén

Publicar un comentario en la entrada