12 de diciembre de 2009

Chanza gaditana de 1811 sobre los casos latinos

Francisco Fuentes envía a Carlos Cabanillas la siguiente chanza que "se ha atrevido a gastar un Diario de París". El maestro extremeño la comparte con los amigos a través de la red: "Es un chascarrillo que publica, el 3 de abril de 1811, El Conciso de Cádiz, y que resume en poquísimas líneas la teoría de los valores de los casos latinos y su aplicación a la realidad":

Se llega a las dignidades 1º por el nominativo, es decir, por un gran nombre; 2º por el genitivo, por los méritos de sus padres; 3º por el dativo, por dádivas a tiempo; 4º por el acusativo, por acusaciones y calumnias contra sus rivales; 5º por el ablativo, quitando a los demás lo que se quiere para sí. Qué pocos llegan a ellas por el vocativo, esto es, por una vocación verdadera.

La guasa (que bien podría haber servido a alguna chirigota gaditana en tiempos en que se conocían "popularmente" los casos latinos) también es reproducida por Pierre Miró en El pobrecito veedor.

En la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica, además de El Conciso, puede consultarse más prensa gaditana editada durante el siglo XIX y principios del XX, de gran interés en unos momentos en los que Cádiz prepara la Conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812.

El Real Teatro de Las Cortes acogió el pasado lunes 2 de diciembre la gala de presentación del Bicentenario de las Cortes Constituyentes de San Fernando, que dio el pistoletazo de salida a la conmemoración de los hechos que se produjeron en 1810 en la entonces Isla de León y que culminaron con la promulgación en Cádiz de la primera Carta Magna liberal de Europa, la Constitución de 1812, "La Pepa", llamada “a convertirse en símbolo de la libertad política, no sólo en España, sino también durante el periodo fundacional de las actuales repúblicas iberoamericanas”.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada